Estudio de iluminación – El snoot y la parábola

Ricardo Espiau Aula de Fotografía, Blearn, Estudio, formación, Iluminación, Tutorial 2 Comments

Uno de los principales problemas que nos plantean los cursos de iluminación es que nos enseñan a copiar esquemas pero no nos enseñan a analizarlos. Ni los esquemas ni los modificadores de luz que utilizan.

Esto conlleva ciertos problemas a la hora de imitarlos porque luego no obtenemos el resultado esperado. Terminamos haciendo pruebas cada vez que utilizamos un esquema concreto y sin ton ni son vamos cambiando cosas cuando de primeras y conociendo lo que tenemos delante podemos adelantar mucho trabajo.

Todo lo que acabo de nombrar implica conocer cómo quedan determinados esquemas en las fotografías, para qué tipo de sesión pega una determinada iluminación y cómo funcionan los modificadores implicados. En este último caso, solemos centrarnos en la calidad de la luz, es decir, en si es una luz suave o dura, sin importarnos ninguno de muchos otros aspectos a tener en cuenta como por ejemplo cuál es el flash principal, relaciones de potencia, posición concreta unos respecto a otros, cuantos pasos de luz reduce determinado modificador…

Lo primero que debemos determinar es cómo hacer un estudio de la iluminación. Generalmente nos centramos en el resultado final de la fotografía dejando escapar conceptos que si bien de primera no son fundamentales, sí pueden ser muy útiles.

¿Qué debemos observar y estudiar en un estudio de iluminación?

  • Calidad de la luz. Tipo de sombra proyectada.
  • Contraste.
  • Variaciones del modificador.
  • Variación de la intensidad.
  • Potencias de cada flash. Relativas entre ellos.
  • Posición de los flashes.

Sabiendo esto podremos analizar de una manera útil los diferentes elementos que disponemos. Hoy vamos a ver el snoot y la parábola simple. Ambos con grid para cerrar el haz de luz con diferentes ángulos, veamos.

El snoot

El snoot es un modificador que cierra el haz de luz para concentrarlo en una zona determinada. Se suele utilizar mucho en estudio para hacer un contra en el pelo del modelo y crear separación entre este y el fondo. Para estudiar como funciona, no voy a usarlo al principio de contra y además voy a dejar, la orquídea en ese caso, cerca del fondo para que se vea la sombra proyectada y el haz de luz.

Presentamos dos ejemplos, el primero el snoot como tal y el segundo el snoot con grid para que se cierre más el haz de luz.

Vemos en el primero de los ejemplos cómo es el comportamiento general del snoot y cuál es el resultado que nos va a dar. Para empezar y lo más característico es ver como concentra la luz en un punto y la degradación de esta a medida que nos alejamos del punto central es muy rápida llegando a sombras en poco tiempo. Estamos hablando de una luz dura.
El histograma es lo que vamos a utilizar para ser realmente conscientes de la diferencia cuando usamos el snoot y cuando no. En este caso vemos que tenemos un nivel constante en tonos medios, sube algo en las luces, pero sobre todo hay picos en las zonas oscuras. Esto es así porque conserva la intensidad en la parte donde ilumina, pero todo lo demás lo deja en sombra cerrando tanto el haz que no hay casi contaminación de luz en donde no te interesa. Por este motivo se suele usar para perfilar el pelo y hombros de los modelos en las sesiones. También se puede utilizar para incrementar la intensidad de luz en algún punto concreto ya iluminado como complemento. Su uso de manera frontal y en solitario se usa más como iluminación creativa, diferente y fuera de lo común.


Cuando añadimos el grid, vemos varios efectos importantes. Observamos como el haz se cierra mucho más. La progresión a sombras es mucho más rápida pero como efecto secundario, vemos que la exposición en las luces también baja. Si miramos el histograma observamos como se desplaza entero hacia la izquierda, hacia las sombras y además los niveles de luces también bajan. Esto significa, exactamente lo que vemos, que hay más sombras y que las luces tienen mucha menos intensidad.

Comparte este artículo

A continuación os muestro un par de fotos donde se utiliza el snoot. Una de ellas, la de la orquídea, hemos colocado el snoot en 45º trasero, por lo que estamos iluminando desde atrás. Como la flor es blanca y algo traslúcida, crea un efecto en el que parece que solo iluminamos la flor y el fondo queda sin iluminar como si no se escapara nada de luz de la flor. Esto es porque está iluminada desde atrás y no da nada en e fondo. Como el haz es tan cerrado, esta luz no llega a rebotar con la intensidad suficiente para iluminar nada más.


Este otro ejemplo estamos utilizando el snoot como luz de contra que es para lo que generalmente se utiliza. Le hemos añadido un filtro azul. Esta luz nos permite separar del fondo al sujeto, sobre todo cuando los colores de la ropa que lleva es parecida al del fondo.

Comparte este artículo

La parábola.

Lo vamos a ver muy claramente en las fotos, pero la parábola es un elemento que se utiliza para concentrar los haces de luz y conseguir más intensidad en un punto determinado. Gracias a la parábola y según su forma vamos a conseguir aumentar la exposición sin necesidad de aumentar la potencia del foco en sí y sin cambiar los parámetros en la cámara. Esto es especialmente útil cuando estamos en los límites o del foco o de la cámara para conseguir una exposición mayor.
Veamos dos ejemplos.

En la primera fotografía tenemos el foco “pelado”, sin modificador. Observamos que la exposición es correcta, no hay blancos sobreexpuestos y las sombras tienen poco contraste debido a que las pareces de alrededor son blancas y toda la luz que se escapa en las demás direcciones rebota iluminando las zonas de sombra. Es una luz dura, podemos observarlo en la línea definida de sombra que hay en los pétalos.
Cuando añadimos la parábola, la exposición aumenta llegando incluso a sobreexponer la fotografía en las zonas más blancas donde coincide que está el punto donde concentra todos los rayos de luz. Ahora todos esos haces que salían desperdigados en otras direcciones están concentrados en una, por lo que en esa zona la exposición es mayor. Vemos como en el histograma la curva se ha desplazado hacia las luces claramente.

Si miramos el entorno con y sin parábola podemos ver como ese incremento de luz no sale de la nada, es luz que antes se dispersaba en otras direcciones y ahora se concentra en la que nos interesa.

Sin parábola


con parábola


Añadiendo diferentes grids a la parábola podemos conseguir degradados más o menos intensos. He usado grids de 20º, 40º y 60º.

Podéis ver los ejemplos a continuación. El histograma contiene una curva que se va desplazando progresivamente hacia la izquierda, hacia las sombras según vamos cambiando el grid.
Concretamente con el grid de 20º conseguimos una iluminación que se parece al cine de los años 50 que a mí me encanta y me resulta muy atractiva.


Pues bien, ya véis que con dos elementos tan simples podemos empezar a hacer muchas cosas con nuestros flashes. Además son elementos muy baratos. Con un poquito, puedes empezar a darle un giro a tu iluminación. Si tienes cualquier duda, déjame un comentario. De esta manera podrán ser útiles para los demás lectores.

¿No quieres perderte nada sobre iluminación de este blog? SUSCRÍBETE justo aquí debajo, ¡es gratis!
Serás el primero en enterarte de nuestros artículos y cursos.

Suscríbete GRATIS y consigue un ebook de regalo.

Comparte este artículo

Comments 2

    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *